Gato exótico: cuidados del pelo, carácter y características

Gato Exótico

El gato exótico nació con idea de conseguir un gato con el carácter de los gatos persas pero que no tuviera que tener los cuidados de esta raza respecto al cuidado del pelaje. Digamos que se pensó en un gato práctico a la hora de cuidarlo, pero que siguiera cautivando con la belleza y el tranquilo carácter de los gatos persas.

Raza de gato exótico

Esta raza, también denominada como gato pelicorto exótico, comenzó con cruces con cualquier otro gato que tuviese el pelo corto pero finalmente, y dadas ciertas cuestiones de deformidades detectadas en algunos gatos, se decidió que solo se cruzarían con otros persas.

Genéticamente, en una camada suelen nacer tanto gatos de pelo largo con otros de pelo corto. Esto se podría subsanar cruzando solo entre gatos exóticos, pero ello provoca que en ese caso nazcan camadas con la nariz alargada. La opción de cría más extendida es la de cruzar cada 3 o 4 generaciones con gatos persas.

Historia del gato exótico

Esta raza de gato apareció en Estados Unidos en la década de los años 50 debido al cruce entre un gato persa y el gato autóctono pelicorto americano. Fue una criadora quien decidió cruzar gatos persas de color marrón chocolate y tratar así de criar gatos de aspecto de osezno como los persas, pero con el pelo corto. En principio, no quedó convendida por el largo del pelo, pero el aspecto general de los bebés la animaron a criarlos, de modo que así nació esta raza que al poco tiempo ya fue formalmente reconocida (a mediados de los años 60), a la que denominaron como pelicorto exótico.

Características del gato exótico

Por el nombre en sí de “gato exótico”, en un primer pensamiento nadie diría que la raza es prácticamente un gato persa pero con el pelo corto y más afelpado, gracias a lo que también se le conoce como el gato de peluche, por su mirada encantadora.

El gato exótico es de tamaño grande y del cual destaca su cabeza redondeada y grande, con una frente amplia en cuyos laterales se encuentran las orejas, que son pequeñas y acabadas en puntas redondeadas. Los ojos destacan por su redondez y por ser bastante grandes y de colores brillantes e intensos. La nariz es muy corta y chata.

En la anatomía pesada, de musculatura sólida de estos gatos, llama la atención sus patas cortas pero robustas, terminadas en unos pies redondeados y de tamaño grande. La cola es proporcionada respecto al tamaño general del pelicorto exótico.

El pelo de este gato es muy suave pero espeso y en cuanto a los colores del mismo, se admiten todos los colores que igualmente se permiten en los gatos persas. El pelo es corto, aunque no igual de corto que otras razas, ya que conservan una capa de subpelo largo, heredado de los gatos persas.

En el caso del gato exótico, el pelo debe tener un largo medianamente uniforme y sin formar collar o que se observen pelos alargado saliendo de las zonas de las orejas o de entre las almohadillas de las patitas.

Carácter del gato exótico

Al ser un gato nacido del cruce del persa y del gato de pelo corto americano, podemos decir que el gato exótico tiene lo “mejor de cada casa”: del persa lleva ese carácter tranquilo y del gato de pelo corto, su esencia rústica. De ahí nace el gato exótico, caracterizado por ser un felino que aprecia la vida dentro de la casa, de carácter dulce y acomodado a la vida casera.

Su carácter es, pues, dócil y tierno. Su crianza suele ser algo complicada y es por ello que no es una raza excesivamente numerosa.

A diferencia del persa, es un gato más juguetón y activo, de fácil convivencia tanto en familias con niños, como con adultos. No es un gato que destroce los juguetes y da muestras de inteligencia. Es un gato ideal para personas a las que los persas enamoran por sus bonitos colores, pero que no tienen el tiempo que requiere el mantenerle el pelo limpio y peinado de los persas; aunque ello no quiere decir que el gato exótico no requiera igualmente sus cuidados, aunque en menor medida.

Consejos y cuidados del gato exótico

Aunque, como hemos dicho, el gato exótico requiere menos cuidados que el persa, ello no quiere decir que no los necesite, dado que poseen un pelaje bastante abundante y espeso que le dan un aspecto de estar medio levantado. Es importante cepillarlo a diario y eliminar el pelo muerto en la época de muda, aspecto importante como prevención a las bolas de pelo.
Los gatos pelicortos exóticos tienen ese aspecto de gatos oseznos chatos y debido a la forma de su rostro tienden a lagrimear en exceso, por lo que es muy importante mantenerle limpios los ojos y los lagrimales de posibles legañas. Ello se debe hacer una o dos veces al día con un trocito de gasa o papel suave humedecido en un poco de suero fisiológico estéril que se suele vender principalmente para el tratamiento de los ojos y narices irritadas en bebés, y que igualmente nos servirán para mantener la limpieza de ojos que requiere nuestro gato.

Rebajas
Senti2, Suero y líquido para los ojos - 60 monodosis
6 Opiniones
Senti2, Suero y líquido para los ojos - 60 monodosis
  • Formato monodosis, estéril y sin conservantes
  • Facilita la higiene del ojo y ayuda a retirar los posibles agentes extraños y gérmenes que pueden provocar infecciones
  • Apto para la higiene de la nariz, oídos, lavado de heridas e inhalación

El parto de las gatas exóticas

Los partos de los gatos exóticos pueden llegar a ser peligrosos para la gata hembra exótica, pues los bebés suelen ser cabezones, siendo la cabeza amplia, fuerte y gruesa; por lo que es preciso estar pendiente de la gata durante el parto y en caso de complicación, acudir al veterinario. Las camadas suelen ser de una media de 4 gatos de las cuales la mitad suelen ser de pelo largo, pero ello no se aprecia hasta que los gatitos alcanzan la edad adulta y se forma su manto definitivo.

Fotos de Gatos Exóticos


Facebook
Twitter
WhatsApp