Maine Coon: carácter, características y necesidades

Maine Coon

El Maine Coon es una raza de gatos grandes y robustos, que suele gozar de buena salud, siendo muy juguetón y activo debido a su pasado cazador y con un carácter muy apacible, bondadoso y “hablador”. Al ser gatos enormes de pelo largo, no pasan desapercibidos.

En las siguientes lineas vamos a hablar de esta raza, sus características morfológicas más destacadas y el carácter de estos gatos domésticos grandes.

Raza de gatos Maine Coon

Dentro de esta raza, no se admiten cruces con otras razas de gatos. En cuanto a los colores, existen muchas variedades, destacando los colores sólidos, silver, blanco, carey, atigrado o en dos colores. No se admiten las puntas coloreadas (colourpoint).

Historia del Maine Coon

Existen numerosas leyendas acerca del origen de estos gatos gigantes, una de las cuales habla del cruce entre gatos y mapaches debido a que los gatos Maine Coon suelen ser de color atigrado y poseen una cola gruesa y ondulada que recuerda a los mapaches.

Otra de las leyendas, y dado su parecido con la raza de gato de los bosques de Noruega, hablan de que fueron los vikingos allá por el siglo XI (antes del descubrimiento “oficial” de América por Cristóbal Colón) quienes dejaron estos gatos en el nuevo continente.

En todo caso, el gato gigante Maine Coon es una de las razas más antiguas de América del Norte. Los primeros datos de esta raza se remontan al siglo XIX, allá por el año 1861, pero la raza fue olvidándose debido a la popularidad que adquirieron los gatos de raza persa. No fue hasta los años 60 del siglo XX cuando estos gatos preciosos se redescubrieron y finalmente se reconoció la raza de gatos Maine Coon en el año 1976.

Características del Maine Coon

Son gatos enormes, macizos, especialmente llamativos por su belleza. Es un gato de patas largas y dedos con almohadillas de las que sobresalen pelos que les permiten andar sobre la nieve sin hundirse. Tienen apariencia silvestre debido a ese pelaje y a su característico “collar” muy poblado de pelo que tienen en el cuello. Son considerados la raza de gato más grande del mundo.

Estos gatos grandes suelen tener grandes orejas, desarrolladas de gran tamaño para ayudarles a captar todos los sonidos y se encuentran, al igual que las patas, protegidas por abundante pelo. La cabeza del Maine Coon es grande, algo cuadrada y posee una mandíbula fuerte, dado su pasado de experto cazador.

Su pelo es tupido y su capa les ayuda a repeler el agua y las posibles inclemencias meteorológicas.

Carácter del Maine Coon

Es un gato acostumbrado a la vida en el exterior, pero también le va a gustar la vida indoor o vida doméstica. Al tener ese aspecto tan grande y sereno, el gato ha asumido un rol de gato perezoso pero sin embargo, es un gato juguetón y es capaz de aprender juegos del tipo de traer un juguete que se le haya lanzado.

Es un gato equilibrado, tranquilo y sereno, por lo que es ideal para convivir con niños, personas mayores o personas enfermas, a quienes harán mucha compañía y les servirá de consuelo. Es un gato al que le gusta la vida familiar, aunque les gusta mantener su independencia, por ejemplo, sentándose en una silla al lado de sus dueños.

Consejos y cuidados para el gato maine coon

A pesar de ser una raza de gatos grandes, el gato coon no suele comer mucho, aunque puede caer en la rutina en cuanto a su alimentación, por lo que es conveniente modificar su dieta para que el gato no padezca de desequilibrios alimenticios.

Su pelo semilargo requiere de un cierto cuidado respecto al cepillado para que no se le formen nudos, que en caso de esta raza son menos frecuentes, pero se le puede enredar. Su pelo repele el agua: posee una cutícula con efecto impermeable que ayuda a que se enrede en menor medida que en el caso de otras razas. Cuando llega la época de muda de pelo, se le puede cepillar con un cepillo de púas largas. Normalmente no es necesario bañar al gato Maine Coon, pero en caso de hacerlo es importante secar bien todo el pelaje del gato, que resulta algo dificultoso debido a la densidad de su pelo.

Los Maine Coon no son gatos demasiado “habladores” y su maullido es un gorjeo bajito y suave, lo que resulta curioso dado que no parece muy acorde con su tamaño.

Los Maine Coon suelen vivir entre 12 y 15 años. El macho suele pesar entre 6 y 9 kilos y la hembra pueden pesar entre 4 y 5,5 kg. En caso de tener cachorros, pueden tener entre 1 a 4 gatos por camada.

Problemas conocidos de la raza maine coon

En cuanto a los problemas que pueden desarrollar, se encuentra la displasia de cadera, que suele ser hereditaria y se caracteriza por deformar la articulación de la cadera, que se puede producir en una o en las dos. Si este problema se agrava, el gato tenderá a cojear mucho al llegar a la edad adulta y puede ser preciso, incluso, la intervención quirúrgica para quitar el hueso afectado por esta problemática.

Otro de los problemas de salud que puede tener el gato Maine Coon puede ser el de la cardiomiopatía, que consiste en un mal funcionamiento en el corazón, que puede derivar en un soplo en el mismo, detectable a través del estetoscopio; o bien producirse una insuficiencia cardíaca. El veterinario aconsejará el mejor tratamiento para el gato, que puede ser con diuréticos o medicación específica para el corazón, pero muchas veces, este problema puede resultar fatal para el gato.

Fotos de Gatos Maine Coon



Facebook
Twitter
WhatsApp